Conclusiones de la Jornada La revolución del libro infantil. ¿Es este su momento?

El libro infantil es la materia esencial con la que se trabaja en el fomento de la lectura, tanto en las bibliotecas, como en las escuelas. Pero, antes de llegar a los centros educativos y a los centros culturales, los creadores han de pergeñar los libros y las editoriales formar los catálogos a través de la una labor de selección tan compleja como apasionante. Precisamente, la selección de las colecciones que se incluirán en los fondos de las bibliotecas públicas y escolares, es otra de las piedras angulares de la profesión bibliotecaria.

Cada año aumenta el número de libros infantiles editados; surgen nuevos formatos, nuevas propuestas en narrativas, imágenes e ilustraciones. El libro se acompaña de webs, de aplicaciones, de música; ¿hemos llegado al momento del libro infantil? ¿Qué dicen los expertos sobre las nuevas propuestas? ¿Siguen teniendo razón de ser los denominados libros informativos? ¿En cuánto a la selección, en qué pueden ayudarse las bibliotecas y las editoriales? ¿Qué propuestas de dinamización son más originales y eficaces para aplicar en las bibliotecas?

Para debatir sobre estas y otras cuestiones vinculadas, se concibió la jornada presencial sobre literatura infantil organizada por la Junta de Castilla y León y la Fundación Germán Sánchez Ruipérez. Al encuentro asistieron una treintena de bibliotecarios procedentes de la Red de Bibliotecas Públicas de Castilla y León que tuvieron la oportunidad de conversar y exponer sus dudas a una selección de especialistas relacionados con el mundo del libro y la lectura.

 

La revolución del libro infantil

La primera ponencia de la mañana corrió a cargo de la profesora, traductora, crítica literaria y, recientemente librera, Ana Garralón. Especializada en literatura infantil y juvenil, su blog AnaTarambana. Literatura Infantil (http://anatarambana.blogspot.com.es/) Premio Nacional al Fomento de la Lectura 2016, es uno de los más influyentes y reconocidos del sector en nuestro país. Garralón realizó un recorrido sobre la historia y génesis del libro informativo descubriendo autores, tendencias, vanguardias, técnicas, relaciones entre los textos y los dibujos y fotografías. En su charla, reivindicó la ampliación del significado de leer: “no sólo es lectura la ficción, también lo es la lectura de libros informativos”. Además, explicó sus criterios de selección de este tipo de libros:

  • Obras con un estilo muy personal que jueguen con las fronteras entre información, cómic, ficción, álbum…
  • No siempre son objetivos, pero en los que se reconozca la voz.
  • Alejados de lo académico y, sobre todo, de lo escolar. No sólo ciencia.
  • Con evocaciones emocionales y potencialidades creativas para explorar con el niño.
  • Coherencia del proyecto.
  • Personalidad y talento creativo.
  • Libros hermosos, bellos.

La mesa redonda de los editores estuvo compuesta por Xosé Ballesteros (KALANDRAKA) y Arianna Squilloni (A buen paso).

Xosé Ballesteros es editor y co-fundador de KALANDRAKA (http://www.kalandraka.com/es/), (Premio Nacional a la Mejor labor Editorial cultural 2012), escritor y traductor. Ha publicado, entre otras obras, la novela “Talego” (Xerais, Premio García Barros). En el ámbito de la Literatura Infantil y Juvenil es autor de la serie “Os Gordibolas” (Xerais), del libro “Imagina animales” y ha adaptado cuentos tradicionales como “El pequeño conejo blanco”, “El traje nuevo del rey”, “Tío Lobo”,”Los tres osos”, “Los tres cerditos” y “Los siete cabritillos” (KALANDRAKA), además de traducir al castellano la antología “Fernando Pessoa: selección poética” (FAKTORÍA K, 3º Premio Nacional a los Libros Mejor Editados 2015). Actualmente es el presidente de la Asociación Galega de Editoras. Arianna Squilloni, nació en Italia y desde pequeña demostró interés por las letras clásicas, los idiomas y la filosofía. Cuando se mudó a Barcelona, comenzó a explorar el mundo de la literatura infantil y juvenil. Trabaja en la Editorial Thule (http://www.thuleediciones.com/#/) y colabora en algunas revistas literarias; además, es fundadora de la Editorial A Buen Paso (http://www.abuenpaso.com/) y continúa escribiendo para niños.

La conversación entre Ballesteros y Squilloni se centró en los siguientes ejes: el boom de la edición de libros para niños, los criterios de selección para formar los catálogos de sus respectivas editoriales, y la necesaria relación entre editoriales y bibliotecas para lograr dar visibilidad a las colecciones.

Un punto curioso (http://www.unpuntocurioso.com/) puso el punto y seguido a la mañana de la jornada. Lo forman dos emprendedoras: Soraya Herráez, especialista en narración oral y promoción de la lectura con primeras edades y familias, y Rebeca Martín, especialista en promoción de la lectura en inglés para primeras edades. El tándem tiene formación y experiencia bibliotecaria y apuestan por la creatividad y la curiosidad por la cultura, hibridando formatos y expresiones artísticas a dos voces, y en dos idiomas.  El proyecto nació en 2013 destinado a promover la lectura y la creatividad entre el público infantil y juvenil, a lo largo de los últimos años ha crecido hasta aplicar una nueva metodología de trabajo: a través de la literatura y la imaginación, facilitar la adquisición de destrezas de lectoescritura. Así, desarrollan talleres con todo tipo de públicos, incluidos los adultos: padres, bibliotecarios, profesores e interesados en LIJ; realizan cuentacuentos en distintos espacios y colaboran con instituciones públicas y privadas para reivindicar la lectura como fuente de conocimiento y disfrute. Soraya y Rebeca ilustraron su metodología de trabajo cantando retahílas, narrando pequeñas historias, explorando libros e imágenes y haciendo partícipe a los bibliotecarios asistentes de una selección de obras susceptibles de ser dinamizadas con total éxito en las bibliotecas.

 

La ilustradora Noemí Villamuza (http://www.noemivillamuza.com/) dibujó los matices de la tarde. Esta palentina, se licenció en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca y allí fue donde encontró el sentido profesional al dibujo: la ilustración. Su primer cuento, Óscar y el león de correos, editado por Anaya en 1998, fue Premio Nacional de Literatura Infantil en 1999. Hasta la fecha tiene publicados más de 40 títulos en el ámbito de la LIJ. Es profesora de ilustración experimental en la Escuela Superior de Diseño BAU y en el postgrado de ilustración editorial en la Escuela Massana. Ha impartido talleres y cursos por toda España, México y ha conseguido importantes premios y reconocimientos por su labor de ilustradora de libros infantiles.

La revolución del libro infantil

Villamuza narró cómo encontró su vocación y los avatares que tuvo que sortear hasta poder dedicarse profesionalmente al dibujo. Compartió con los participantes en la jornada sus reflexiones acerca la dinamización, la expresión plástica y el trabajo con los niños; y desarrolló una propuesta de taller de poesías visuales inspirado en la técnica del Visual Thinking. El taller proporcionó a los bibliotecarios ideas para realizar con los niños en la biblioteca y, sobre todo, transmitió la esencia del dibujo: hay que disfrutar con las pinturas, con el lápiz, con las acuarelas, con las líneas. Porque… dibujantes somos todos, desde niños. Un niño es pura plástica. 

Conclusiones

  1. La lectura de libros informativos (y su promoción en las bibliotecas) es clave aún hoy. Los libros informativos son otra manera de acercarse al mundo en la era de Internet, porque la red no tiene preguntas, sólo respuestas.
  2. Integrar en las colecciones de las bibliotecas libros informativos con resonancia emocional. La estética como experiencia, libros hermosos que vayan más allá de la ciencia.
  3. Pese al boom de la edición en la literatura infantil en España, la mitad de la población escolar al término de sus estudios no volverá a leer un libro, o muy pocos. Es el gran fracaso.
  4. Los editores tenemos una responsabilidad ética que se concreta en  los criterios de selección a la hora de formar nuestros catálogos y que compartimos con los bibliotecarios, por eso, hemos de ayudarnos y trabajar juntos.
  5. Si un libro no emociona, no divierte, no sorprende, no te hace pensar…ese libro es prescindible. Proliferan propuestas ñoñas, edulcoradas, superprotectoras. Hay excesiva oferta de literatura basura.
  6. Si hay que mencionar valores (nunca explícitos en una obra), sean los Derechos Universales y su síntesis: libertad, igualdad y fraternidad.
  7. Las editoriales (sobre todo las pequeñas) han de acompañar sus libros con acciones directas de visibilidad en bibliotecas, centros educativos, librerías, etc. Hay que hacer tan visible el libro como el pan (Emili Teixidor). Lograr que en España haya tantas bibliotecas como iglesias.
  8. La figura del mediador se perfila esencial; no sólo en el trabajo con los niños, sino en todas las edades. Se trata de acompañar, de acercar la lectura y compartir vivencias, emociones, conocimientos.
  9. Los libros, la literatura, son camaleónicos. Pueden utilizarse en cualquier contexto, emplearse en todas las áreas curriculares, no sólo en el área específica de Lengua y Literatura.
  10. La tecnología no es el enemigo (aplicaciones, webs, discos…) Se trata de integrarla con el libro y sus múltiples formatos, para explorar todas sus potencialidades.
  11. Para trabajar con los niños, hay que tener paciencia, mucho humor y capacidad de improvisación. Dar cabida en las bibliotecas a la creatividad y lo inexplicable, hacen de éstas espacios llenos de vida.
Por | 2017-06-23T13:22:36+00:00 22/06/17 11:46:19 AM|Noticias|1 comentario

Un comentario

  1. […] invitamos a leer las conclusiones que se extrajeron de la Jornada, disponibles en este enlace,  y a seguir compartiendo con nosotras este sueño que no para de crecer y que se llama […]

Deje su comentario

− 9 = 1